lunes, 29 de julio de 2013

Una de horno...marchando!


A pesar del calorazo que está haciendo este verano, los cocinillas no hemos renunciado ni un minuto a utilizar el horno para nuestros guisos. Toda una proeza, si tenemos en cuenta que a veces nuestras cocinas parecen verdaderos infiernos...
Así que hoy, un claro ejemplo del dicho "para disfrutar hay que sufrir" jajaja...pero que nos quiten lo bailao!!!...y si no..mirad lo que acabo de improvisar para la cena de hoy:


ZAPALLOS ASADOS RELLENOS DE RAPE Y GAMBAS



Ingredientes:

1 zapallo o calabacín redondo por pesona
1 cebolleta
1 colita de rape fresco (sustituíble por cualquier otro tipo de pescado)
Un puñadito de gambas frescas
1 diente de ajo
Queso Cheddar curado
Un chorrito de limón
Un chorito de vino blanco seco
Tomillo fresco
Pan rallado
Aceite de Oliva v. e.
Sal

Después de elegir unos zapallos que no sean muy grandes y tengan forma redondita, los lavamos muy bien debajo del grifo para retirar los posibles restos de tierra o de polvo que puedan tener. Cortamos con un cuchillo la parte donde tienen la rama y con ayuda de una puntilla y una cucharita, los vaciamos con mucho cuidado con el fin de que queden huecos. La gracia está en dejar un poco de pulpa pegada a la piel, ya que vamosa  poder comer absolutamente todo.
Los colocamos en una vaporera y hacemos durante unos 6 minutos. Tienen que quedar firmes, pero a la vez algo cocinados para que terminen de hacerse en el horno. Depende del gusto de cada uno. A mí la verdura me gusta más al dente, pero si no...sólo tenéis que dejarlos un par de minutos más.

Una vez que tenemos a pleno rendimiento la vaporera, salteamos en una sartén una cebolleta picada, un diente de ajo en trocitos diminutos y dejamos dorar. Añadimos la pulpa del zapallo que vaciamos previamente también bien picada y dejamos que se haga todo bien. Añadimos un chorrito de vino blanco seco, y cuando se haya evaporado, añadimos una colita de rape picada pero sin pasarnos (hace gracia encontrarte algún trocito aunque sea pequeño) y unas colitas de gambas. Meclamos todos los ingredientes junto con el tomillo, rociamos con limón y sal y retiramos inmediatamente del fuego, ya que el pescado y las gambas van a acabar de cocinarse en el horno.

Dejamos que se temple la farsa y con ayuda de la cucharita de antes (ante todo reciclar jajaj) vamos rellenando las bases de los zapallos. Espolvoreamos con bien de Cheddar y un poco de pan rallado y metemos al horno otros 6 minutillos, tras los cuales pondremos el grill para gratinar la superficie hasta que veamos que empieza a tostarse. (Los sombreritos también los metí aunque los coloqué en la fuente al lado -no encima- de los zapallos)



Por último, sólo nos queda servirlos (en este caso hace mejor efecto llevar la fuente a la mesa que servirlos de manera individual). Todo sera, una vez más, por dejar al personal flipado jajaj

Y para acompañar...pues agua mineral fresquita, que es muy sana y viene fenomenal para bajar culo!

(Colección personal)


**//El Pick-Up de Cabriola: LA POUPÉE QUI FAIT NON de Michel Polnareff



8 comentarios:

São Ribeiro dijo...

Acho essas aboboras redondas tão lindas.
Gostei do recheio devem ter ficado deliciosas.
Boa semana
bjs

Mary Piñeiro dijo...

Deliciosos, son de lo más tiernito estos calabacines redondos, qué buenos!!! Me encanta el relleno que has elegido!!!

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Estupendos, ayer puse también una receta en el blog con los calabacines redondos.
Besos.

Quo dijo...

Que buenísima receta... me la guardo... espectacular. Me encanta... por cierto, estoy buscando para sembrar ruibarbo... te suena? es que no lo encuentro por ningún sitio... si sabes donde lo puedo conseguir me dices...
besotes

Cabriola dijo...

te he contestado por Mail, Quo ;)

Labidú dijo...

Hola Cabriolina!!!! Perdona la tardanza en contestar:no tengo tiempo para nada, se complican los temas de salud de los mayores y lo primero es lo primero... Pero ahora que tengo un ratín, publico( por cierto te prestará el libro, aunque igual ya lo tienes) y me paso a visitar alas amigas. Me encanta el resultado de la receta, hoy precisamente los había en Lidl, la verdad es que decoran la receta de una manera especial. Supongo que de sabor te quedarían irresistibles. Me gustaría beber un garrafón del agua que dices, jeje, para bajar culo, jeje. Me presta mucho cuando publicas libros y etiquetas del pasado, pero que mucho, amiga.

Besinos y buen verano.

fresaypimienta dijo...

un relleno de lujo, menuda pinta tienen estos calabacines!!! un besote

mamilu dijo...

Magnífica receta...y el nombre de zapallo no conocía pero me gusta...tengo que probarlos yaaaa.
Besitos.