domingo, 2 de febrero de 2014

Una de galletas

 
La historia es la siguiente:
 
Intentando cumplir a rajatabla uno de los propósitos que hice en Año Nuevo, la semana pasada me puse a actualizar el blog con la receta de unas deliciosas galletas de esas que los blogueros solemos tener en el fondo del armario para, precisamente, situaciones de este tipo.
 Después de mucho buscar, doy con las fotos. Bien. De la receta, y después de tres mudanzas en lo que va de curso, ni rastro...seguiré buscando...
Así que aprovechando que ando medio griposilla y que llevo en pijama todo el día , me he puesto a hacer otras galletas distintas sacadas de aquí. Receta encontrada por casualidad, pero que pasa a engrosar los primeros puestos de mi ranking de galletas celestiales. Cosa buena.
 
 
ANILLOS DE ALMENDRA
 
 

Ingredientes:

162g de mantequilla
2 huevos
1 yema
175g de azúcar
375g harina
150g de almendra molida
Azúcar glace
 
Para dorar: 1 clara, 15g de azúcar avainillado, almendras fileteadas.

Deshacemos la mantequilla al fuego y retiramos. Colamos y dejamos enfriar. Antes de que vuelva a solidificarse añadimos los huevos, la yema y el azúcar sin dejar de mover. Una vez que se hayan unido los ingredientes bien, agregamos la harina de trigo y la almendra molida poco a poco. Mezclamos bien y hacemos una bola con la masa. La dejamos reposar en la nevera un par de horas.
 
Una vez que haya pasado ese tiempo, extendemos la masa con ayuda de un rodillo sobre una superficie lisa y le vamos dando forma, con ayuda de un cortapastas, de rosquillas. Cuando las tengamos todas listas en la fuente del horno, batimos ligeramente la clara del huevo con el azúcar avainillado y pintamos los aros ligeramente. Espolvoreamos la almendra fileteada por encima de los aros y metemos al horno: 180ºC unos 15 minutos aprox.
Sacamos del horno, y cuando se enfríen los espolvoreamos con azúcar glace.
 
 
Son un verdadero pecado, aviso. Totalmente incompatibles con dietas bajaculos.


 
 
El Pick-Up de Cabriola: MARCIANITA de Billy Cafaro
 
 

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Cabriola hija!!!
Ya es hora, como te haces de rogar. Menos mal que la receta lo merece y, qué decir de las fotos?. Vaya colección de latas hija, haz el favor de poner más a menudo para enseñarnos esas cosas tan bonitas. Un besote.
KUS

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Con tanta mudanza no me extraña que no aparezca la receta.
Sin duda que han de estar buenos estos anillos de almendra, también me encantan las fotos con esas latas antiguas de Cola-Cao.
Espero que mejores de tu gripe.
Besos.

Nati dijo...

Muy ricas se ven estas galletas, me guardo la receta que no tardando mucho las haré. Un besazo.

lola dijo...

ainssss como me gustan esas latas, yo tengo una de colacao pero estropeadilla sin tapadera, tambien tengo una preciosa de papillas en la que mi abuela guardaba los botones, en fin que tengo cosas para un museo pero es que me encantan.
me enrollo , las galletas seguro que riquisimas a mi todas las que llevan almendras me encantan


¡¡besos¡¡

Pilar dijo...

Hija mía, con tanto trajín lo raro es que sepas donde estás.
Estupenda puesta en escena con tus bonitas cajas y botes y deliciosas galletas.
Beesos

Mary Luz Piñeiro dijo...

Tienen una pintaza super atractiva las rosquillas galleta, muy buenas seguro!!!

Julia Gonzalez dijo...

Ummmhh!!! Riquíiiiiiisimas. Me encantan.
Preciosas imagenes!!! Recuperate de tu gripe, aunque viendo lo que haces griposilla, cuando estes al 100% nos vas a sorprender.
Besos

Quo dijo...

Normal, si me pasa a mi en mis 50 metros no te digo yo si encima tengo que hacer mudanzas y sacar y meter cachivaches, libros, recortes y revistas... ay oma! que buenísima pinta tienen estas galletas.... tu nada,cuando encuentres la otra nos la traes también, yo de momento te robo una de estas.
Un besazooooo

Doris mis cosillas dijo...

Que pintaza tiene hija, me encantan.Buenas noches cielo.Besosss

fargopatt dijo...

oye tuuuuuuú, acabo de sacarlas del horno.. madredelamorhermoso que pintaza... y riquísimas!!!

gracias por la receta hermosa!!! mmmmmmm
esta la repito!!!

un besote