martes, 25 de junio de 2013

Sangre de verano


Decía Tía Anica La Piriñaca que cuando cantaba a gusto le sabía la boca a sangre.
Esta frase ha pasado a la posteridad como un reflejo de lo que el arte  puede llegar a constituir para muchos. La Gastronomía también es uno de los referentes artísticos mundiales sea cual sea su forma, así que puedo decir alto y claro, que delante de una buena receta y unos productos de calidad -no sólo la boca- sino el alma también nos puede saber a sangre.

Este es el caso del plato con el que retomo la actividad bloguera pura y dura. Una tapa fresquita para estos días de calor, que nos llena la cocina de aromas de mar, de sal y de tradición. Espero que os guste.


HUEVAS DE MERLUZA A LA PIRIÑACA




Ingredientes:

Huevas frescas de merluza
Un pimiento rojo
Un pimiento verde
Media cebolleta
1 diente de ajo
Agua mineral
Una hojita de laurel
Vinagre de Jerez
Aceite de oliva v. e.
Una pizca de azúcar
Sal

Lavamos bien las huevas, las cubrimos con agua mineral, añadimos sal y una hojita de laurel y dejamos que rompan a hervir. Una vez que el agua empiece a cocer, dejamos cocer 6 minutos y retiramos escurriendo bien el agua sobrante. Cortamos las huevas en trozos no muy pequeños para evitar que se nos deshagan y reservamos.


Picamos los pimientos, la cebolleta y el ajo del grosor que más nos guste. En mi caso muy chiquitín porque así se mezclan más los sabores y queda una presentación final más piticoña jajajaj
Añadimos una pizca de sal y otra de azúcar . Regamos con un chorrito de vinagre de Jerez y un buen chorreón de aceite de oliva y mezclamos.
Añadimos las huevas troceadas y -con mucho cuidado- mezclamos todos los ingredientes.
Tapamos con papel film y metemos en la nevera un par de horas mínimo para que la tapa esté fresquita y los sabores se mezclen en condiciones. De un día para otro también están deliciosas.



Por último, nos servimos una buena tapa y la acompañamos de un vinito Manzanilla, por eso de completar el concepto meestoydandolavidapadre jajaj




Nunca me olvidaré de esas mañanas de mercado en las que se te veía elegir minuciosamente los ingredientes que iban a poblar después tus cazuelas, mientras una cabriolita mellada te acompañaba en silencio comiendo la bolsita de altramuces de rigor. Tampoco me olvidaré de esas tardes de interminables charlas gastronómicas con las que me metiste en el cuerpo el gusanillo de los fogones, ni de tus consejos sobre cómo hacer un buen machado con su almendra, sus piñones y su pan frito. Tu recuerdo huele a mazapán. Gracias, abuela.



El Pick-Up de Cabriola:  CÓMO TE ECHO DE MENOS de María del Monte

17 comentarios:

laurilla fondant dijo...

pues esto sí que no lo he probado nunca!!! no sé, habrá que lanzarse, no? ;)

Pilar dijo...

Me habías asustado!!
No me gustan las huevas, pero me chifla tu plato.
Qué sabías son las abuelas, como enciclopedia de la vida.
Ya te has instalado definitivamente?
Besazos

Anónimo dijo...

Lo siento, pero lo de las "huevas" no me hace "ilusión". Seguramente que por ignorancia,como suele pasasr con este tipo de cosas. Maravilloso mensaje de amor auténtico tanto por la foto de enmcarcar como de los recuerdos tan preciosos. Eso no tiene "precio". Vaya suerte que ella tuvo con su "nietecita"! Eso ya queda para siempre y así debe de ser. Besotes, IsabMadriles

Cabriola dijo...

estoy en ello...ufff
te toca :P

Cabriola dijo...

gracias Isa ;)
Besote a las cartonnières

lola dijo...

yo la hago más o menos igual y es riquisima, aqui tambien la ponen en algunos bares de tapa


¡¡besos'¡

Nati dijo...

No las he comido nunca, pero seguro que saben a gloria. Un besazo.

María dijo...

Que maravilla de receta, las huevas me encantan, y que gusto volver a verte por aqui, me ha encantado, ademas esas hermosas palabras que le didicas a tu abuela, no tienen precio. Mil besicos amiga, y seguimos en contacto

María Belén Delgado Pulgar dijo...

Hola mira que nunca he probado las huevas ya es hora viendo este plato tan rico voy a tener que comprarlas
!!!! un besin !!!!
el toque de belen

pilarsalamanca dijo...

Se te echaba de menos Cabriolita!
A mi las huevas como que tampoco, y eso que de pequeña sí recuerdo haberlas comido en tortilla.
Ay las abuuelas y los altramuces, entremozos los llamábamos nosotras, qué recuerdos!!!!
Un beso

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Qué bonito homenaje a tu abuela, seguro que fue una gran mujer.
Las huevas de merluza no las he probado nunca, no sé, no me llaman la atención, pero ese picadillo con unos mejillones si me gusta.
Besos.

Labidú dijo...

Hola mi querida Cabriolina!!!! Pasé por esta casina un montón de veces y veía que no publicabas... Espero que a partir de ahora sigas regalando esta música, estas palabras y estos recuerdos. Me emociona ver esas manos trabajadas... Todos tenemos una güelina memorable a quien rendir culto y admirar y las manos de tu abuela, bien podían haber sido las de las mías. Gracias amiga.
Las huevas a mi herman le vuelven loca, pero se las suelo poner cocidas y en ensalada. Tu propuesta es estupenda, recuerda al verano, lleno de colorido.
Muchos besinos.

Javier dijo...

Qué alegría verte por aquí!! El recuerdo a tu abuela me ha emocionado, qué olor más bonito para un recuerdo!!

En cuanto a la receta decirte que a mí me encanta pedir una tapa de huevas con un tinto de verano, gloria bendita...

Abrazos y buen verano!!!

Quo dijo...

Qué bien que has regresado!!! Pues mira, esto de las huevas no te digo ni que sí, ni que no porque no recuerdo haberlas probado, así que todo será ponerse.
Cuantas cosas buenas nos dejan las abuelas... sabes? de las mías, una era una cocinera estupenda que hacía unos dulces buenísimos, pero tenía un caracter terrible y no enseñaba sus recetas a nadie. Sin embargo, la otra cocinaba lo justito, pero recuerdo mucho algunos de sus platos y era estupenda. ASí que supongo, que a su manera, cada una influyó un poco.
besotes guapa (ay las pipas!!! estupendas ;)))

doris dijo...

Deliciosa receta en mi casa solo a mi me gustan, yo las como en casa de vez en cuando por eso del colesterol.Muchas gracias cielo

Mary Piñeiro dijo...

Ainnns, qué me emociono!!! Las abuelas!!! Cuántos recuerdos que nos acompañarán siempre...Para mí los mejores de mi vida!!!
Te quedó una fabulosa tapa, de lo más apetecible!!! Me sumo a ese estado de : Darme la vida padre...ja, ja...

fargopatt dijo...

que maravilla guapa!!! una de las cosas que me encantan en este mundo mundial, son las huevas!!! es cierto que como más me gustan son con ajada... pero así, con este aclorcito tiene que estar deliciosas... a ver si la encuenro aquí de calidad pareceida a las del norte...y te copio la receta!!!

un besote wapa, feliz verano!!