viernes, 15 de marzo de 2013

Operación Torrija


Aunque todavía faltan un par de semanas para que empiece a oler a cera y se vean las primeras mantillas, es curioso observar cómo están empezando a proliferar las bandejas de torrijas en los escaparates de las pastelerías. Y es precisamente ahí, y no antes, donde empieza el famoso culoveoculoquiero que me atenaza irremediablemente por estas fechas.
Evidentemente, no he podido por menos que sucumbir a la tentación, y aunque vaya un poco adelantada, aquí os dejo un ejemplo de mis dulces de Semana Santa


TORRIJAS Y OBISPOS



Ingredientes

2 barras de pan especial para torrijas
500 ml de leche entera
200ml de nata líquida
150g de azúcar
Un poco más de una botella de vino tinto
4 huevos
1 cáscara de limón
2 palos de canela
1 ramita de vainilla
1 clavo
Azúcar para espolvorear
Canela molida
Aceite de oliva v.e.


Antes de empezar a entrar en faena, lógicamente debemos empezar infusionando tanto la leche como el vino para que tengan un sabor más atractivo. Empezamos poniendo en un cazo la leche, la nata, un palito de canela, la cáscara de medio limón (sin lo blanco), 75g de azúcar y una vaina de vainilla abierta por la mitad.
Llevamos a ebullición y bajamos a fuego medio-bajo sin dejar de mover hasta que veamos que la mezcla empieza a reducir. Apartamos del fuego y dejamos templar.

Después hacemos lo mismo con el vino. Es importante que utilicemos un vino bueno para  hacer los obispos, ya que cuanto de más calidad sea, mejor nos van a quedar. Sugiero evitar los vinos de variedades de naturaleza áspera como la garnacha, ya que al final lo vamos a notar en el paladar. Yo utilicé un Torremilanos Crianza 2010 de variedad Tempranillo, que suele ser más suave y aromática.
Ponemos en un cazo también y dejamos que reduzca junto con un clavo, un palito de canela, la otra media cáscara de limón y 75g de azúcar. La mezcla debe quedar como un jarabe no muy espeso. Con que reduczamos hasta más o menos la mitad del cazo es suficiente. Dejamos templar también apartado del fuego.


Mucha gente  seguramente dirá que las verdaderas torrijas se hacen con una barra normal y corriente, pero este año no he podido por menos que hacerme con unas de las que venden en los obradores y que son especiales para este fin.


  Eso sí, he tenido la precaución de dejarlas reposar toda la noche ya cortadas en rodajas por eso de utilizar  pan de un día para otro. Parece una tontería pero les suele dar una mejor textura a la hora final.



Batimos dos huevos por barra y si vemos que se quedan cortos añadimos otro más. Es importante que utilicemos dos recipientes distintos para que no se nos mezclen los sabores.


Ponemos en una sartén bien de aceite de oliva y cuando veamos que empieza a chiar (me encanta esta palabra) vamos friendo las torrijas y los obispos pasándolos por el huevo batido. Es importante que los vayamos poniendo en la sartén de pocos en pocos para evitar que nos baje la temperatura del aceite y lo absorban.  El truco de una buena torrija es que quede ligeramente crujiente por fuera y suave por dentro.


Las colocamos sobre un papel absorbente para evitar el exceso de aceite y cuando estén templadas las rebozamos por una mezcla de azúcar y canela. Y ya están listas para comerse.

 No sé si me gustan más las normales o los obispos así que no me queda más remedio que hincarles el diente a los dos jajaj



**// El Pick-Up de Cabriola: DISCO SORPRESA FUNDADOR

29 comentarios:

laurilla fondant dijo...

pero que ricas están las torrijas, yo las estaría comiendo todo el año jajaja. adoro la operación torrija, mucho más que la operación bikini ;)
besos!

Anónimo dijo...

ahhh!!!
Me pasa a mi lo mismo con las torrijas y con el turrón, me gustan muchísimo antes, que en esas fechas.
Gracias Cabriola por tus torrijas y tus fotos , un beso

KUS

Doria dijo...

C'est une très belle gourmandise qui me donne envie de goûter !
Très bonne après-midi en ce vendredi,
Bisous, Doria

Nati dijo...

Mira que están ricas las torrijas y siempre se queda bien con ellas jajaja. Un besazo.

Trini Altea dijo...

Tu cocina huele ha Semana Santa.
Sabes que estoy de sorteo??? Te dejo el enlace por si no te has apuntado y te apetece participar.
http://cocina-trini.blogspot.com.es/2013/03/sorteo-la-cocina-de-trini-altea-en.html

Mara. Más dulce que salado. dijo...

Me encantan las torrijas, estoy deseando ponerme y hacer una buena fuente. Que ricas te han quedado.- Besos

Francisco M. dijo...

Hola cabriola;
Toda una experta, así da gusto aprender. Se ve tan maravilloso que me da hasta hambre y con las horas que son todavía más.
Si me lo permites, volveré más adelante.

Saludos desde felicidadenlavida;
Un abrazo,
Francisco M.

Quo dijo...

Yo como tu, culo veo culo quiero y por eso en mi casa ya han caido dos bandejitas de torrijas y eso que la semana santa todavía huele a lejos.... ay! que peligro pá la bascula....
En fin, lo que no he hecho nunca son los obispos, así que como el culo veo culo quiero me sigue fascinando, te copio. Ya te contaré.
Besotessss

María Belén Delgado Pulgar dijo...

Hola que deliciosas te han quedado me me comía yo ahora mismo una dios mio se me hace la boca agua.... uhmmmm que ricas
!!!! un besin !!!!
el toque de belen

Labidú dijo...

Querida Cabriola, mira, no sabía lo de los obispos, jeje, muy apropiado para estos días en los que el clero en general está de fiesta por la elección de su nuevo Pastor, seguro que en una de susu celebraciones, una bandejina bien llena les vendría de perlas. Me gustan las dos versiones, pero casi más las de leche, por eso de lo conocido, aunque un día las preparo con vino a ver si encajan en casa. A mi padre le encantan, siempre las hice con pan duro, no conozco el especial para ellas. Y es verdad, parece que apetecen más cuando quiera, que en la misma temporada. Gracias amiga, espero que llegue pronto la primavera con el calorín, que ya está tardando, ¿verdad? Besinos y buen fin de semana.

lola dijo...

el año pasado las hice y me encantaron, no conozco esa version de los obispos, supongo que se hacen dejando el pan empapando en el vino ¿no?


¡¡besos¡¡

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Las normales me encanta y los obispos imagino que también aunque no los he probado (que mal suena esto, jejeje)
Besos.

María dijo...

Mi querida Cabriola, que maravilla de torrijas, nunca les he puesto nata, pero me ha encantado la idea, y las de este año seran igualitas a las tuyas, Mil besicos amiga

imaginacion dijo...

Que ricas torrijas, creo que cualquiera de las dos, estan perfectas.
Yo las suelo hacer borrachas de un almimbar de limon y vinagre y tambien estan deliciosas.
Besitos

Mary dijo...

Te quedaron fabulosas y con unas fotos tan hogareñas...Preciosas!!!
Qué deliciosas torrijas, por Dios!!!

mamilu dijo...

Vaya me has enamorado con tu operación torrija ...la cocina hecha con humor me encanta, bonito blog....nos vemos si tu quieres, un beso !!!

Sofia dijo...

Hola me gustan mucho las torrijas , pero en el norte las hacemos con leche y luego de fritas mojadas en almibar.
No sé exactamente en qué momento se echa el jarabe de vino en el caso de los obispos, di puedes aclararlo, muchas gracias y enhorabuena por tu blog

Cabriola dijo...

Sofía, con el vino se hace igual que con la leche, se empapa bien el pan y después se pasa por huevo y se fríe. Exactamente igual que con las otras, sólo que el el sabor es com pletamente diferente.
Anímate a hacerlas que están de muerte
un abrazo

Javier dijo...

Ya, ya veo que tu el truco de que queden ligeramente crujiente por fuera y suave por dentro lo tienes completamente dominado, vaya pinta, madre mía... y la diferencia de torrijas u obispos no la había escuchado nunca

Abrazos y buena semana

doris dijo...

Buenas noches, tengo que degustar tu versión, me parecen estupendas.Besos

Sofia dijo...

Muchas gracias por respnder, haré los obispos no lo dudes, besos

fargopatt dijo...

oooooooh que bueno!!!!! aunque mis vaqueros no sé si estarán de acuerdo!!!! a este paso, dejamos la operación bikini para el año que viene... y mantenemos la de la torrija, hasta diciembre... qué pintaza por favor!!!!

un besote

montsemorote dijo...

Te han quedado estupendas, quién se puede resistir!!!
Besos
Cocinando con Montse

fresaypimienta dijo...

me apunto a la operación torrija!!!! me gustan desde que era pequeña!!! se ven divinas ;) besitos

mariano dijo...

este postre esta de vicio tomo nota

Pollet dijo...

Moltes Felicitats, t'he nominat pel premi Best Blog!!!!
http://hortpollet.blogspot.com.es/

ORNI dijo...

Yo también estoy como loca con las torrijas, soy torrija-adicta.
Qué maravilla de receta!!
Abrazos

sem dijo...

A mí me encantan en cualquier época del año. Un saludo,

Quo dijo...

Niñaaa!!! donde andas? todo bien... espero que la ausencia sea porque estas estudiando o algo así... besotes