jueves, 24 de febrero de 2011

Giro a un clásico gastronómico



Hoy es de esos días en los que no puedes desperdiciar ni el buen tiempo ni el tener toda una tarde libre por delante, así que después de comer cogí la cámara y me fui de turismo arqueológico por los alrededores...cosa, por otra parte, nada extraña porque me estoy dedicando a ver absolutamente todo por estos lares...


Así que me fui a ver el famoso dolmen de Bernuy-Salinero que está a 5 km de Ávila en uno de los llamados pueblocabras que tanto predominan por aquí....no había ni un alma, nada más que un viejillo que estaba hablando con un albañil y al que me bajé a preguntar por dónde se iba, no sin antes meter el pie hasta el tobillo en un regalito reciente que acababa de dejar una de las famosas terneras de Ávila, con el consiguiente cachondeo de los dos maromos que se debieron quedar flipados con la escenita jajajaja...


Bueno...el caso es que pregunté por el Prado de las Cruces y no lo conocían (?¿?!!@), después les pregunté directamente por el dolmen y peor aún jajaja así que al final preguntando por las famosas piedras grandes y me dijeron que debería haber empezado por ahí (!!!?¿?¿?@@@@) jajaja


nota: la bota cagada era la de abajo que está tapada... para que luego no se diga que mezclo la comida con la escatología pura y dura jaja








Según venía de camino y con el sol de cara ( que no cara al sol, ojo) tuve una de esas revelaciones al más puro estilo Pitita Ruidrejo y se me ocurrió dar un giro completamente diferente al típico dulce que siempre se regala y que nadie suele comer...salvo honrosas y valientes excepciones jajaja...las yemas de Ávila...pero esta vez combinadas con ingredientes salados...y tengo que decir que a pesar de que no me gustan las yemas con la bobadita me he comido media caja esta tarde porque estaban deliciosas en salado....así que este finde a pan y agua.




YEMAS DE ÁVILA CON CHICHAS Y VINAGRETA DE MANZANA ÁCIDA







Ingredientes:

Yemas de Ávila
Chichas (aquí lo llaman sorpendentemente picadillo)
1 manzana Granny Smith
Vinagre de Módena
Piñones
Aceite de oliva virgen extra
Salvia para decorar, que además le va de lujo.



Hacemos lo primero de todo la vinagreta para tenerla lista, picando manzana con la piel muy pequeñita y añadiendo vinagre de Módena previamente reducido un poco, unos piñones y regamos con aceite de oliva. Dejamos reposar.


Por otra parte hacemos las chichas y las reservamos calientes.


Por último ponemos en un plato las yemas y con el dedo aplastamos ligeramente con el fin de que lo que montemos arriba no se nos caiga por los lados. Ponemos las chichas encima y salseamos con la vinagreta.



Como véis, la receta no tiene mucha complicación...y la combinación tanto de texturas, como de sabores os va a sorprender si os animáis a hacerla. Palabra de honor.








**// El Pick-Up de Cabriola: ATTENDS OU VA T'EN
de France Gall

13 comentarios:

María Jesús dijo...

Yo la primera que me apunto a probarlo, curiosa combinación me gusta tengo que probar….
Besitos….

mese dijo...

Sorprendente mezcla, pero estoy segura que buenísima.
Besos

PUNTIYO dijo...

De piedra me dejaste.
Ah! pisar pierda trae suerte.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Antes de pisar hay que mirar, jajaja.
Menuda receta más novedosa nos traes hoy, pero si dices que está buena te creo, es un buen contraste.
Besos.

HoneyBunny dijo...

Parece una combinación de sabores digna de David monaguillo... valiente, valiente...
Mira que lo de llamar al "picadillo" "chichas", sólo lo hacéis en Salamanca... total no me costó enterarme cuando llegué allí... :)

Pilar dijo...

Yo me fío plenamente de tí y si me dices que la pruebe, la pruebo. La pinta es estupenda.
Ten cuidado de donde pones los pies.
Besos

Anónimo dijo...

Cabriola, tu siempre tan ocurrente.
Nunca se me hubiera pasado a mi esa combinación por mi cabeza.
!!A eso si le puede llamar innovación!!
Lo probaré. Besos.
KUS

Anónimo dijo...

Cabriola, tu siempre sorprendiendo.
Nunca se me hubiera pasado por mi cabeza.
Eso si que es "INNOVACIÓN".
En cuanto tenga ocasión lo probaré, estoy segura de la buenísima combinación de sabores y la presentacion muy en tu lines.
Me alegra.

KUS

Anónimo dijo...

vaya, un poquito de "turista accidental" si que hiciste! habría que oírles sus "posteriores" comentarios jejeje. Pues quitar la "catalina" de botas con suela tipo neumático es un número. Menudo tufo en el cocherito. Muy imaginativa y seguro que la Santa te lo agradece que era ella muy pucheritos. Fin de semana será a "agua" ya que a pan...mejor que no...a lo que puede acompañar el pick-up con lo de Poupée de cire poupée de son (una maravilla al lado de los Eurovisiones que nos marcamos) stop con la yemitas... bss. Isita

Javier dijo...

La presentación se mete por los ojos, vaya pinta que tiene tan buena

Saludos y buena semana

pilarsalamanca dijo...

jajajajaja ...las piedras grandes!!!! Estos hombricos no valoran lo que tienen a la puerta de casa, ...están tan acostumbrados a ellas como a las terneras "caguileñas"!!!
En Valladolid también llamam picadillo a las chichas!
Yo las yemas me las como, me encantan, y en la receta que propones tienen que estar espectaculares.
Un abrazo Cabriolita!!!

Pilar

vinho um ritmo de vida dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
isabelma cocinilla dijo...

Carmencita nunca dejas de sorprendeme.
Fantástica la receta en cuanto a presentación y si tu dices que la combinación con el picadillo (chichas en mi tierra) también merece la pena, yo me lo creo. Me encantan las yemas de Avila dulces y así fijo que también.
Besos