martes, 17 de abril de 2007

Lunes de Aguas

La Historia de Salamanca está llena de curiosidades, como esta celebración, que se remonta a los tiempos de Felipe II , en el siglo XVI, cuando con motivo de su enlace con Isabel de Portugal, visitó Salamanca y vio la otra cara de la Salamanca universitaria: el culmen de la bacanal, la lujuria, el ocio y la diversión sin límites ni miramiento...

Él, que era un hombre muy religioso dictó unas normas según las cuales durante la cuaresma( periodo en el que no se podía comer carne) las prostitutas deberían cruzar al otro lado del río Tormes para que “el pecado carnal” no se probara durante esos días.

El Padre Lucas, más conocido como " Padre Putas " era el encargado de cruzar a las rameras al otro lado del río, el miércoles de ceniza (recordemos que el carnaval, como su propio nombre indica es la fiesta de la carne y exceso previo a las restricciones de la Cuaresma); lugar dónde quedarían las susodichas recluidas para evitar el pecado.

Durante este tiempo, en el que estaba prohibido el ejercicio de la prostitución, estas se veían obligadas a vivir de la mendicidad, de ahí el popular dicho: “pides más que las putas en cuaresma”.
El lunes siguiente al Lunes de Pascua (fecha en la que se le celebra el Lunes de Aguas) el Padre Lucas, acompañado de los estudiantes iban en busca de las prostitutas en barcas para cruzar el Tormes con ellas y volver a traerlas a la ciudad.

Ese día los estudiantes organizaban una auténtica fiesta a la orilla del río: cantaba y bailaban, con vino, comida, y como no, con grandes excesos carnales por haber tenido durante cuarenta días y cuarenta noches sus instintos reprimidos.

Esta fiesta siempre acababa con los estudiantes y las putas, borrachos, bañándose en el río.Aunque evidentemente esa costumbre no ha perdurado hasta nuestros días, lo que si se ha mantenido, hasta convertirse en tradición, ha sido el hecho de salir al campo con la familia o los amigos.
Esa tarde del Lunes De Aguas, no se trabaja, y todo el mundo goza de una tarde festiva y campestre en la que se deleitan con uno de los más ricos manjares de la gastronomía salmantina: el Hornazo...



( texto sacado de Salamanca.vivelaciudad.es )





Total, que en Salamanca ayer no quedó ni un alma... fue impresionante para luego encontrar sitio apra aparcar ajjajajajaaa....
Este año los invitados éramos nosotros y además con hornazo de excepción... un peazo de hornazo casero casero... impresionante...hice foto para poder recordarlo bien jajajajajaa





por dentro es así:





Se dice que nadie puede considerarse un turista de Salamanca sin haber probado antes el hornazo.
Para facilitar la labor os dejo la receta de este casero de ayer... que tuve que suplicar la receta jajajajaja



HORNAZO DE SALAMANCA


Ingredientes:

1/4 l de aceite de oliva, refrito y frío, anises, una cáscara de limón, 1 copa de aguardiente ( otra para al cocinera jajajaja), 1 cucharada de azúcar, 2 huevos para la masa, y otros 2 huevos cocidos, 75 g de levadura de panadero fresca, 1/4 l leche, sal, 3/4 kg de harina, 200 g de jamón entreverado de la tierra, 200 g de lomo fresco, 200 g de longaniza y yema batida para pintar la masa.
Se fríen unos anises y una cáscara de limón en aceite, se cuela, y se deja enfriar. En un bol ponemos el aceite, el aguardiente, la leche ( excepto un vasito), un poquito de sal, los huevos batidos y el azúcar.
Mezclamos bien todos los ingredientes y añadimos la levadura disuelta en el vasito de leche restante. Se añade entonces la harina, trabajando la masa, que no se pegue...
Cuando tenemos la masa lista, retiramos como la mitad y la otra la extendemos con el rodillo hasta dejar un grosor de 3 cm aproximadamente.
Sobre la masa colcamos el chorizo, el jamón, el lomo troceado... y un par de huevos cocidos. Lo tapamos con la masa restante también estirada con un rodillo, juntamos los bordes haciendo el famoso repulgo salmantino y se coloca en un sitio tranquilo hasta que suba con la levadura.
Se pinta entonces con la yema batida y se mete a horno medio hasta que esté cocido y tenga un color bastante dorado.
Espero que os haya gustado :-)

3 comentarios:

Paprikas dijo...

waw ca doit être délicieux

M.Carmen dijo...

Ché qué bonita historia la del Lunes de dos aguas.

Lo del hornazo, se nota que eres de tierra adentro, donde casca un frío que pela.

Yo creo, que por mis latitudes, la única cosa potente es el arròs al forn, que lleva a maese cerdo por capitán.

Teniendo en cuenta que este año el Abril aguas mil se ha cumplido a rajatabla, estoy deseando que salga el sol y comer ensaladas fresquitas.

Un saludo salamanquesa

fifilota dijo...

¡Me encantan los lunes de agua! Cuando vine a Salamanca y me contaron la historia, me pareció una fiesta muy original... ¡y más cómo lo celebran los charros! je je