lunes, 15 de diciembre de 2008

Pa mojá


Todos los años pasa lo mismo...mucha ola de frío, mucho Salamanca en alerta amarilla, pero a la hora de la verdad nieva en toda la Comunidad y en casi toda la Provincia menos en la ciudad...pero qué hemos hecho para merecer ésto jajaja...qué habrá sido de aquellas nevadas en las que aprovechaban los padres de todos niños y niñas charritos para llevarnos a la Alamedilla a hacernos fotos...

La última gran nevada que recuerdo fue hace unos años y no en la ciudad... fue tan impresionante que nuestra querida encina de 200 años se rajó a la mitad debido al peso de la nieve y aplastó parte de la valla y jardín de los vecinos (jajajaja )...menos mal que en ese momento no había nadie por ahí...ahora ya hay que conformarse con encinas adolescentes y con milagrosas fotos debajo de la abuela-encina minutos antes de la gran hecatombe jajaja
En fin... que en Salamanca ya estamos acostumbrados a quedarnos con dos palmos de narices... yo creo que es algo que va en los genes de todos... y si no que venga alguien a explicarme cómo es posible que la UDS siga teniendo aficionados después de los últimos años... luego dicen de los aragoneses, pero los charros somos más burros que un arao jajaja
Bueno... para celebrar que aunque son las 10:04 de la mañana, estamos ahora mismo a -4ºC...hoy me marco un plato de mojar pan de los tradicionales de toda la vida pero con toque innovador, en homenaje a la tradición culinaria que dejaron los árabes en España y que, aunque no lo creáis, está más presente de lo que pensáis en muchos de los platos que comemos todos los días.


CONEJO EN ESCABECHE DULCE DE CLAVO Y CANELA




Ingredientes:
1 conejo ( este era de monte, de los que le tienes que quitar los perdigones jajaja)
2 cebollas
1 cabeza de ajos
vinagre de vino
agua
azúcar
aceite de oliva
clavo
canela
pimienta negra
laurel
tomillo
Cortamos el conejo en trocitos, lo salpimentamos, y le damos una pasada por la sartén, para que selle un poco la carne y reservamos.
En una cazuela, pochamos unas cebollas cortadas en láminas ( estas eran moradas y ecológicas) y una cabeza de ajos... cuando estén empezando a tostarse ( no hay que pocharlas mucho porque el plato pierde su gracia) añadimos unos clavos en especia, una ramita de canela, unas bolitas de pimienta, unas hojitas de laurel y unas ramitas de tomillo de esas que coges sin que se enteren los del Seprona jajaja... mezclamos bien para que se junten los sabores y añadimos un par de cucharadas de azúcar.
Ese es el momento en el que debemos añadir un vaso de vinagre al que dejaremos dar un hervor para que se le vaya parte del sabor fuerte... añadimos 2 ó 3 vasos de agua ( al gusto) según nos guste el escabeche más fuerte o más ligerito...
Dejamos reducir unos minutos e introducimos el conejo en la salsa para que dé un último hervor y coja bien todos los sabores.
Y por último, el gran dilema...¿ el escabeche se come frío, caliente o templado? jajaja... para gustos los colores, a mí me encanta templado pero sé de gente que lo prefiere completamente frío y gente que lo calienta antes de comerlo...vosotros mismos jajaja
Espero que os haya gustado y que os animéis a probar el toque dulce en los platos de toda la vida, porque os váis a sorprender !!
Besos Marisoleros


12 comentarios:

Su dijo...

Fantástico...que pedazo receta...!!
Que me cuentas de la fusión de Margot, es fantástica!!
Un besote grande

Cabriola dijo...

es genial !!! menuda artista de los fogones !! besotes

Ana dijo...

Esta super bueno este conejito, y la presentación se vé exquisita. Besos.

Cabriola dijo...

ejem... qué extraño poder tiene el clic de mi ratón??
está cayendo una señora nevadaaaa !! oeoeoeoeoee

Chantal33 dijo...

Yummy yummy! it looks always delicious here!
Merry Christmas !

Monaguillo dijo...

ummmmm antes de nada... decirte que tienes un don.... es publicar el post y caer la de dios....
a ver como coño vuelvo yo ahora a casa....jajajajaja ( propongo que te saquen en procesion para que llueva)

y lo segundo... platazo en toda regla.... me encantan los escabeches con toques dulces..... ( aunque sacarle los perdigones al conejo te debe dar un aire de todo menos dulce... mas bien de asesino en serie... jajaja)

Por cierto el siguiente curratelo con el vinagre de px que me dijiste donde comprar.... y un chorrete de miel.... por aquello de que va bien para los catarros.... ( como el mio..)


un besito!

Marta dijo...

q pasada de plato! se ve delicioso!!!
un saludo,

Maria Jose dijo...

Yo tambien quiero que nieveee!!!!! y plato espectacular el que te has marcado, me encanta esa mezcla de sabores...besitos

Marian Quirós dijo...

niña los perdigones es señal de que el conejo estaba muelllto ...
y que se cazó en el campo ..eso es un buen principo para una buena comida ...

M.Carmen dijo...

En Valencia no vemos la nieve. Pero casca un frío húmedo del carajo.

Al menos, en Salamanca, el frío es seco. El frío húmedo se te mete hasta en los huesos

Qalamana dijo...

A mis progenitores les gusta mucho el conejo: tomo nota y se lo preparo la próxima vez!

Aquí en la capi tampoco nieva pero hace una rasca que.... brrrl!

eu dijo...

la receta me ha parecido estupenda, mira que no como conejo, pero la receta me la copio, si