miércoles, 28 de noviembre de 2012

Aceituneando


Todos los países tienen sus cosas ricas, pero hay que reconocer que en España nos llevamos la palma en la mayoría de los casos. Aceites, mariscos, embutidos o buenos vinos, pueblan el territorio íbero de norte a sur para  deleite de oriundos y foráneos de una manera supina.
Pero quizás una de los alimentos más humildes, y a la vez, más utilizados en el día a día de la gastronomía cañí sea la aceituna.
Quién no se ha tomado alguna vez un buen vinito acompañado de un plato de estos bombones salados que suelen venir dispuestos de múltiples maneras: con hueso, sin hueso, gordales, gazpachas, aliñadas o rellenas de anchoa y pimiento.
A mí desde luego me vuelven loca de cualquier manera, y aprovechando que el gremio de La Aceituna de España ha hecho una paradita por tierras charras con su famoso Aceituning, me he animado a hacerle mi propio aliño a un bote de gordales...una tapita ideal para el aperitivo, y doy fe que deliciosa!


ACEITUNAS RELLENAS DE CENTOLLO CON ALIÑO DE CAMPARI Y MANDARINA



Ingredientes:

1 tarro de aceituna gordal deshuesada
1 lata de carne de centollo al natural
1 vaso de Campari
1 cucharada de miel de romero
El zumo de dos mandarinas
Aceite de oliva v.e.
Ralladura de media mandarina


El primer paso que tenemos que dar es poner en un cazo un vaso de Campari con el zumo de dos mandarinas. Dejamos que evapore el alcohol, añadimos una cucharada de miel de romero y dejamos reducir a fuego suave hasta que la mezcla se transforme en una especie de jarabe no muy espeso (si no os gusta el Campari, podéis hacer lo mismo con cualquier tipo de vermut).

Mientras vamos haciendo el aliño, escurrimos el bote de aceitunas, y con mucho cuidado vamos rellenándolas con la carne de centollo. No hay que hacerlo "al mogollón" porque corremos el riesgo de que se nos rompan las aceitunas. Podemos ayudarnos del mango de un tenedor finito o un palito de brochetas. El gran truco para hacer que los comensales las devoren en cuestión de segundos es rellenarlas de tal manera que la farsa salga por fuera rebosando y así puedan verla todos. Además de dar color y volumen al plato, os aseguro que incitan a alargar la mano y agarrarlas a puñados jajaj

Las vamos colocando en un plato,(amontonándolas unas sobre otras que suelen quedar más pitis) y dejamos enfriar la reducción unos minutos. Salseamos por encima (sin pasarnos), rallamos media mandarina encima del plato y, por último, rociamos con un chorrito de aceite de oliva en crudo.



Una verdadera locura, además de otra forma se servir algo tan básico y simple como un bote de aceitunas. Y tú...¿Te animas a crear un aliño?
 


**// El Pick-Up de Cabriola: PEPE SERÁ PAPÁ de Los Bohemios

18 comentarios:

pilarsalamanca dijo...

Qué ricas! me las colocaba en los dedos cual Amelie y sus frambuesas y p'adentro!!!!
Me acabo de dar cuenta de que no me llegan las actualizaciones de tu blog ¡me he perdido un montón de ellas! ...y yo pensando que no posteabas!
Un abrazo.
Pilar

Alida dijo...

Che ricetta mediterranea! Veramente originale e perfetta per l'aperitivo. Brava Cabriola.

Labidú dijo...

Eso, eso, a puñados guapa. Lo malo de estas aceitunas aliñadas, es que el tiampo que lleva prepararlas no es proporcional al de comerlas, jeje. fabuloso el relleno, para los que les guste el marisco, una delicia. Me acaban de dejar el libro de Carmencita, jeje, en edición de bolsillo, la misma portada. Besinos Cabriolina, a ver si te sale rico el bizco-flan.

Pilar dijo...

Si ven éste plato los del Aceituning te plantan la chaquetilla de cocinero y te dejan allí con el mismísimo Sergio. Qué cosa tan rica!!!
Besos guapa, abrigate bien

São Ribeiro dijo...

Adoro azeitonas e essas ficaram com um aspecto excelente,gostei muito.
bjs

lola dijo...

menudo aliño y relleno yo si las cogeria a puñados



¡¡besos¡¡

Quo dijo...

Que buen aliño... yo tengo los mios para publicar y la verdad es que se pueden hacer cosas estupendas... así que a darle al Aceituning... un besote guapa

Mary dijo...

Delicatessen toal, me quedo con un tremendo antojo de probarlas, vaya exquisitez!!!

María dijo...

Madre mia, estas aceitunas es un bocado de reyes, menuda delicia, te han quedado para un aperitivo de lujo total. Mil besicos

Chelo.-Cogollos de Agua dijo...

Yo pongo la cerveza, es lo único que se me ocurre porque me encantaría probarlas.
Un beso

Labidú dijo...

Las chirucas, los calcetines de lana y un buen chaquetón, sin olvidar la bufanda y los guantes. Así, venga, lista para salir a la calle, con el paraguas en la mano, jeje. Te mando un platín de sopa, bien calentín. Besinos guapa.

LA COCINERA DE BETULO dijo...

Estas aceitunas son de cinco tenedores. Qué aliño más festivo, puro lujo y sabor. Me encantan.
Besos.

Silvia dijo...

Me encantan estas aceitunas tan caseras con este relleno tan fabuloso. Esto de picoteo para Navidad está genial.

Besos.

doris dijo...

Mira en esta vida no hay cosa que me gusten más que las aceitunas y el queso jajaja.me has dado en la teclaaaaa.Besos

Labidú dijo...

Besinos amiga.

fresaypimienta dijo...

Viva el acetuning, yo me apunto al tuyo que es sorprendente con esa carne de centollo, la mandarina y el campari, tremenda combinación! me flipa! un besote

Sergio Señor Galán dijo...

Me quedo siguiéndote!! Acabo de dar con tu blog por casualidad y es genial, tienes unas recetas estupendas!! Si quieres pasate por mi blog que estas invitada! Un abrazo muy grande, aquí te dejo el enlace.
Recetas de cocina del Señor Señor

Labidú dijo...

Ya veo que hace muchísimo frío. Cuídate mucho y bien abrigadina guapa. Besinos.